La mitad de los niños con dermatitis atópica desarrolla alergia a los alimentos