El 33% de los escolares sufre disfunciones visuales que pueden provocar fracaso escolar